La tienda es fundamental para el proceso de decisión durante el proceso de compra

El pod de Datalogic es el punto de encuentro que influye y simplifica el proceso de compra

El escenario clásico: un cliente que no tiene claro lo que va a comprar al entrar en la tienda. Esta idea se basa generalmente en información recibida de sus conocidos o los llamados canales de comunicación, como por ejemplo los anuncios, las conversaciones con familiares y amigos o la experiencia personal.

 

El proceso de selección de productos se inicia de esta manera y como consecuencia la elección de la marca, lo que determina la compra final.


La compra es el punto de partida en el proceso de selección que ha llevado al cliente a la hora de elegir los productos, de manera que va desechando marcas hasta que decide con cuál se va a quedar.

 

El marketing siempre ha tratado de influir en cada una de las fases de este proceso de elección con el objetivo de potenciar determinadas marcas, provocando un efecto en el comportamiento del consumidor y tratando de influir en su decisión final.

 

"La fase donde se presentan las sugerencias provenientes de factores externos es muy importante: anuncios, conversaciones con familiares y amigos, etc. Estos son los elementos que orientan la elección del consumidor," declara Luigi Frison, Marketing Manager de Datalogic Mobile EBS, "Sin embargo, no es fácil influir en un consumidor moderno. Por eso se debería involucrar activa y personalmente en el proceso de compra."

 

Por tanto, hay una perspectiva de cambio: los mensajes generales ya no se envían en masa para influir en sus decisiones, sino que éstos se mandan siguiendo un criterio a partir del análisis del consumo de los clientes y sus elecciones."

 

"Una de las consecuencias naturales de este escenario," continúa Luigi Frison, "es la permanencia del cliente en la tienda, donde el merchandising, la envoltura de los productos, la logística y otros factores que influyen en el comportamiento del cliente adquieren una gran importancia."

Desde este punto de vista, el pod Joya es el punto de encuentro perfecto entre el cliente y el proceso de la compra. Joya potencia el Self Scanning, a la vez que crea un contacto directo y en tiempo real entre el retailer y el cliente. "De hecho, el Joya se convierte en un consultor personal capaz de sugerir el mejor producto en base a la información que posee de cada cliente", sigue Luigi Frison, "comunicando promociones de la tienda y ofreciendo información del estado de la compra en tiempo real. Gracias al Joya, es posible interactuar a nivel mass marketing y one-to-one marketing, ofreciendo siempre información sobre la mejor opción de compra para cada cliente y aumentando así su fidelidad."

 

"Se trata de una inversión en dinamismo y eficacia en tiempo real", concluye Frison, "el cliente que utiliza Joya entra en una especie de "juego de compra" en el que el cliente va avanzando paso a paso, y donde el premio no es sólo la compra, sino también una experiencia de compra divertida y consciente."